Miscelanea

A veces cuesta más volver a la rutina…

18 septiembre, 2017

 

Llevo unos meses un poco desaparecida. Hace semanas que no me asomo ni por aquí ni por redes. Hace ya mucho tiempo que no subo ni una foto a IG, y lo poco que hay en Facebook y en Twitter lo deje programado antes de irme. Y a pesar de que hace ya unas semanas que regrese a Londres no he sido capaz hasta hoy de acercarme hasta aquí.


 

Este no ha sido un buen verano. No ha habido vacaciones ni días de sol, y tampoco he podido descansar demasiado. Mi Padre falleció hace unas semanas sin esperárnoslo, sin estar preparados. Si es que para algo así se puede alguna vez estar preparado.

 

Lo cierto es que en un inicio mi idea era habérmelo guardado para mí y para las personas más cercanas. Retomar el blog después del verano como si nada. Deciros que me había costado un poco más de lo normal volver a la rutina y empezar tal cual con algunos de los contenidos que prepare antes del verano para estos días. Así, sin más. Por un lado me moría de ganas de volver a hacer proyectos, fotos, retomar la rutina y evadirme un poco. Porque este blog siempre ha sido mi pequeño rinconcito de evasión, un lugar bonito donde divertirme y dejar volar la imaginación. Sin duda puede que así fuera más sencillo, dejar la fea realidad fuera, en lo privado. Pero por otro lado había algo que me lo impedía. Sentía que no podía volver como si no hubiera pasado nada.

 

Cada vez que iba a subir una foto a IG o a preparar un post me quedaba a medias. Me sentía paralizada. No podía subir una foto bonita y colorida a mi galería. Me sentía falsa, como si engañara al mundo entero. O peor, como si me engañara a mí misma. Así que finalmente lo posponía para luego, para un momento que nunca llegaba. Y así en bucle.

 

Creo firmemente que incluso en los peores momentos hay que intentar disfrutar de las pequeñas cosas. Saborear esos instantes por insignificantes que parezcan. Agarrarse a ellos con fuerza. Y al menos es lo que he intentado hacer en estas últimas semanas. Eso, y rodearme de la gente a la que quieres y te quieren. No hay otra medicina que eso y el paso del tiempo. Pero entonces, por qué me costaba tanto volver por aquí.

 

Creo que lo que lo impedía era precisamente este post. O más bien la ausencia de él. Necesitaba decirlo por aquí. Explicar de alguna manera por lo que estoy pasando. Decir que a pesar de que no están siendo unos meses buenos, me apetece seguir viniendo aquí a contarte cosas que quizás puedan parecer frívolas pero que a mi consiguen sacarme una pequeña sonrisa, ilusionarme o evadirme un ratito.

 

No quiero que me malinterpretéis. Esto no es una llamada de atención, ni una búsqueda de compasión. Todos somos humanos, y en esta vida tristemente todos acabamos pasando por lo mismo. Es sólo una pequeña reflexión personal. Una ayuda para mí, para poder seguir adelante sin sentir que me traiciono a mi o el.

 

Tan sólo un pequeño paréntesis en el contenido del blog que a partir de mañana prometo que volverá a ser como siempre.

 

Y para terminar, te mando un abrazo grande si estas al otro lado leyendo esto.

 

Foto portada de Green Chameleon vía Unsplash
5 DIYs para la vuelta a la oficina
Cerrado por vacaciones
Comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+

12 Comentarios

  • Responder Félix 18 septiembre, 2017 at 11:26 am

    Bonitas palabras.
    Un abrazo gigante a ti también.
    Y vamos a por el siguiente post, que seguro que tienes mil ideas que quieres compartir (y yo leer).

    • Responder Parafernalia 18 septiembre, 2017 at 7:25 pm

      Felix muchísimas gracias por tus palabras. Eres un solete. Un besote enorme . Aquí seguiremos dando guerra 😉

  • Responder Nuria 19 septiembre, 2017 at 12:29 am

    Deseando saber qué tienes preparado para mañana. Un abrazo enorme.

    • Responder Parafernalia 20 septiembre, 2017 at 1:20 pm

      Muchas gracias Nuria. Otro abrazo gigante para ti.
      PS: Mañana, mañana no sera.. 🙂

  • Responder Olatz 19 septiembre, 2017 at 8:57 am

    Te entiendo. Sino sería engañarte a ti misma. Porque tu vida ha cambiado y tu corazón esta lleno de dolor… y no decir nada sería como engañarte y no ser fiel a esa persona tan querida. Cada uno vivimos el duelo a nuestra manera, por lo que tranquila a partir de mañana te esperaremos con los brazos abiertos.
    Un abrazo.

    • Responder Parafernalia 20 septiembre, 2017 at 1:21 pm

      Muchas gracias Olatz por tus palabras. De verdad que si. Un abrazo grande

  • Responder Nanilikes 19 septiembre, 2017 at 11:49 am

    Ya decía yo que echaba de menos los emails de parafernalia en mi bandeja de entrada…
    No te conozco pero lo siento mucho, un abrazo fuerte y mucho ánimo para seguir inspirándonos.

    • Responder Parafernalia 20 septiembre, 2017 at 1:22 pm

      Sii, el blog se quedo en standby pero poquito a poco retomamos 😉 Muchas gracias por los ánimos.

  • Responder Estrellas Sin luna 19 septiembre, 2017 at 11:30 pm

    Lo siento mucho Maite es un duro golpe, pero como bien dices el blog es parte de ti, así que haces bien en liberarte, contar lo que quieras y empezar de nuevo.

    Un besazo

  • Responder Mar vidal 8 octubre, 2017 at 4:13 pm

    Un abrazo Maite, ya me extrañaba a mí tanto silencio. Animo, poco a poco.

    • Responder Parafernalia 10 octubre, 2017 at 2:46 pm

      Muchísimas gracias Mar. Si, cada día un poquito mejor 🙂

    Gracias por comentar

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies