Fotografía Inspiración

Salirse del camino

3 febrero, 2015

Cementerio helado 2 l

 

Todos tenemos nuestras rutinas, sobre todo los días de diario. Cada mañana sigo los mismos pasos: despertarme, ducha, arreglarme, desayunar y coger la bici para ir a trabajar.  Todos los días hago el mismo camino, y todos los días paso por delante de una iglesia con su pequeño cementerio en el jardín. Uno de esos cementerios de piedra que parece abandonado y sacado de algún cuento.  Desde la bici lo miro de pasada y siempre pienso que bonito seria perderse un rato en él con la cámara.  Hacer algunas fotos en ese lugar que parece suspendido en el tiempo.

 

El otro día amaneció una de esas mañanas frías pero luminosas. De esas en las que la escarcha cubre cada rincón pero el sol no se amedrenta y los rayos atraviesan el aire helado. Y no se que chip salto en mi cabeza cuando mire por la ventana, pero decidí agarrar la cámara, y a pesar del frio parar un momento de camino al trabajo en la iglesia para hacer fotos.

 

Cementerio helado 1 l

 

Cementerio helado 3 l

 

Fue algo mágico.  El cementerio estaba totalmente vacío,  solo se oían los pájaros y las ardillas que huían ante mi presencia. Era como adentrarse en un lugar prohibido con la hierba helada crujiendo bajo mis pies.  La escarcha brillaba bajo esos primeros rayos de la mañana, dando a todo un aspecto irreal.  Sin duda fue uno de esos momentos que se quedan guardados en la memoria.

 

Cementerio helado 4 l

 

Después de un rato tirando fotos y paseando, y cuando ya casi no sentía los pies del frio, cogí la bici y volví a la rutina de todos los días. Eso si, ya no se me borro la sonrisa de la cara.  Y es que parece mentira que algo tan pequeño pueda transformar totalmente tu día.

 

cementerio helado 5 l

 

Cementerio helado 7 l

 

Disfrute muchísimo de empezar el día haciendo algo creativo. Fue un autentico chute de inspiración. Hace que te enfrentes a los pequeños problemillas diarios con otra cara.
Así que te animo a que pegues un salto y te sacudas un poco la monotonía. No hace falta que te escapes con la cámara, quizás no te guste, o te sea imposible… Pero hay otras muchas cosas que pueden hacer especial nuestro día a día:

  • Bajarse un par de paradas antes del autobús y hacer el resto del camino a casa andando, mirando los detalles que normalmente pasan desapercibidos.
  • Cruzar ese parque tan bonito aunque te lleve 10 minutos más.
  • Pasar por esa pastelería que queda a un par de manzanas y comprar cruasanes para la mañana siguiente.
  • Comprar flores porque si.
  • Decidir en el último momento que hoy toca cena especial y abrir una botella de vino.

Son solo pequeños gestos, pero creo que realmente marcan la diferencia.  Hacen que cada día cuente, que se diferencien los unos de los otros.  Consiguen sacarnos una sonrisa y hacernos un poquito más felices.

 

Cementerio helado 6 l

 

cementerio helado 8 l

 

(…)

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del habi­to,
repitiendo todos los días los mismos senderos,
quien no cambia de rutina,
no se arriesga a vestir un nuevo color
o no conversa con desconocidos.

(…)

¡Vive hoy! – ¡Haz hoy!
¡Ariesga hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡No te olvides de ser feliz!

Pablo Neruda

 

El poema completo lo compartió hace un tiempo Double Cloth

 
 

Comparte!Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestGoogle+
5 DIY para el fin de semana
6 ideas con hueveras de cartón

19 Comentarios

  • Responder Guille 3 febrero, 2015 at 11:21 am

    Caminante, son tus huellas
    el camino y nada más;
    Caminante, no hay camino,
    se hace camino al andar.
    Al andar se hace el camino,
    y al volver la vista atrás
    se ve la senda que nunca
    se ha de volver a pisar.
    Caminante no hay camino
    sino estelas en la mar.

    Antonio Machado

  • Responder miguerreroymiprincesa 3 febrero, 2015 at 1:40 pm

    Me encantan tus fotos!!! Cuando estuve de vacaciones en Nottingham me encantaba hacer fotos a esos cementerios tan románticos!!! Hay magia en el aire, es relajante,…
    Y me ha gustado mucho tu idea de tomar un poco de tiempo y salir de la rutina, aunque sólo sea un ratito, el suficiente para alegrarte el día.
    Para mí, sin duda, si es un recuerdo que no puedo borrar de mi memoria.

    • Responder Parafernalia 4 febrero, 2015 at 9:50 pm

      Muchas Gracias 🙂 La verdad es que son preciosos. Tienen algo…
      Y claro, no todos los días se puede, pero si que hay que intentar hacer algo distinto. Besos

  • Responder Sombra 3 febrero, 2015 at 6:05 pm

    Me ha encantado tu reflexión Maite!!.

    Me apunto las ideas que has compartido para hacer nuestro día a día un poquito más creativo, que nunca viene mal salirse de vez en cuando del camino que ya conocemos. Un abrazo

    • Responder Parafernalia 4 febrero, 2015 at 9:52 pm

      Hay mil opciones, el punto es buscar algo que le de un punto diferente al día a día. No siempre se puede, pero hay que intentarlo, no? Un besazo

  • Responder Esther 3 febrero, 2015 at 8:47 pm

    Nosotros siempre que viajamos buscamos los cementerios. En Londres, París, Berlín… tienen una calma, un paz que nos hace sentir bien. No es por morbo ni es ser poco respetuoso, son tantas historias, tantas vidas, la gente que pasea en ellos, los gatitos que cuidan vete a saber si algún antiguo amo… Tienen una luz distinta!!! JIjijijii has topado con una que hubiera hecho las fotos igual tú 😉 guapa!

    • Responder Parafernalia 4 febrero, 2015 at 9:53 pm

      Es que hay algunos preciosos. Yo también he ido a ver varios. En Paris, El Cairo, Edinburgo… Son un sitio a tener en cuenta 😉

  • Responder Eva (Nuevas Ideas, Nuevos Comienzos) 3 febrero, 2015 at 11:41 pm

    Me ha encantado el post! Y las fotografías son preciosas!!

    No hay nada mejor que cambiar el camino que se hace todos los días para descubrir esas sorpresas que estaban esperando a que las encontrases.

    Un besico
    Eva

  • Responder veropalazzoV 4 febrero, 2015 at 2:49 am

    Me encanto el post!! y realmente, pequeños cambios en la rutina hacen mas feliz nuestro dia. Un beso!

  • Responder pastartú 7 febrero, 2015 at 2:25 pm

    Un post precioso!!!! Me han encantado las fotos!!!

  • Responder Ana Martin 9 febrero, 2015 at 12:26 am

    ¡Te entiendo muy bien! Yo suelo “alargar” mi camino al trabajo desviándome por un río cercano. Ese ratito, paseando y haciendo fotos, me recarga las pilas.
    Acabo de descubrir tu blog y aqui me quedo 🙂
    ¡Menudo escenario bonito, por cierto!

  • Responder pangalaweb 9 febrero, 2015 at 11:56 pm

    De acuerdo con todo, los cementerios ingleses tienen algo mágico, son algo tan cotidiano que se separan muchísimo de los nuestros, sin duda más siniestros aunque estén más “cuidados”. Y en cuanto a romper los hábitos, igualmente de acuerdo, te diré que trato de seguir esos pequeños gestos, y además algunos de ellos despiertan la creatividad, nos permiten ver otros mundos que están en este 😉

  • Responder SaraTH 19 febrero, 2015 at 4:37 pm

    Es un tanto tétrico por mi parte quizás, pero me gustan ese tipo de cementerios. Cuando fui a conocer Londres, hace ya unos cuantos años, me quedé sorprendida de encontrar varios así, en abierto, como aquí encuentras los parques para niños. Tus fotos son muy chulas, con el ambiente frío del invierno. Te pido para mi “disfrute” que un día de niebla típico londinense te pares para hacer fotos, que ganarán todavía más.

    Y sí, totalmente de acuerdo con la idea de cambiar de ruta. Cualquier pequeño cambio sorprende, y beneficia, a la creatividad, aunque sea pasear por la calle de al lado 😉

    • Responder Parafernalia 22 febrero, 2015 at 9:55 pm

      A ver si tenemos uno de esos días de niebla cerrada y me lanzo a hacer fotos. Prometido.

  • Responder Un sábado para leer - Un arma precisa 7 marzo, 2015 at 11:29 am

    […] Salirse del camino – Maite tiene un blog al que me he enganchado, y de qué manera. Se llama Parafernalia, y me encantan las entradas que escribe sobre Londres, ciudad en la que vive. Pero de sus últimos posts, me ha gustado mucho éste que invita a cambiar el camino habitual y así descubrir nuevos rincones. […]

  • Responder Escribir por escribir y todas las lecturas posibles | Udonwool 6 julio, 2015 at 8:51 pm

    […] no ser porque ha surgido la conversación entre mis amigas Sombra y Parafernalia, creo que no me habría parado a escribir nada de esto en público pero, creo que, si muchas de […]

  • Gracias por comentar

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    CERRAR