Cerrado por vacaciones

cerrado por vacaciones

 

Casi, casi estamos en agosto, y creo que ha llegado el momento de colgar el cartel de cerrado por vacaciones.  Hacer un pequeño parón en el blog para recuperar fuerzas y descansar. Dedicarse solamente a disfrutar del verano, la playa, el campo y de básicamente no hacer nada. Volver a tener tiempo de leer horas y horas, de pasar el día en la playa, de echarse la siesta…

Un pequeño parón para coger fuerzas y recargar las pilas antes de la vuelta al cole. Porque además este septiembre viene cargado de novedades que tengo muchas ganas de contarte.

vacaciones verano

 

Este año toca vacaciones por España. Disfrutar de la familia, los amigos, y de esas cosas que se echan de menos cuando vives fuera. La verdad es que van a ser unos días intensos en los que quiero aprovechar al máximo cada momento, así que no creo que me pase por aquí hasta que llegue Septiembre. Seguro que hago acto de presencia por redes sociales. Lo de olvidarse de Instagram es casi imposible ;)

Vacaciones de verano

 

Y por si os apetece un poco de lectura veraniega os dejo una pequeña selección de post que van que ni pintados para esta época.


Una tarde de verano 

25 cosas que me gusta de Londres y 7 que no me gustan tanto, por si tenéis
pensado una escapada a la capital británica.

Y si tienes suerte de ir a Japón:  Mi diario de viaje y las tiendas que no 
puedes perderte.

Este año tienes que hacerte tu también uno: Cuadernos de viaje.

Un antes y después para montar una ducha en el jardín. Perfecta para 
estos calores

Un collar y unos pendientes para lucir morenito

Un candil para iluminar las noches en la terraza

 
 

Y si tenéis ganas de más, siempre podéis cotillear a fondo por el blog. Tres años da para muchas ideas e inspiración.

Nos vemos en septiembre.

Feliz verano!!!!

El (he)lado oscuro de las cosas

 

Pocas cosas hay más veraniegas que los polos y helados, por eso que cuando empezamos a pensar en el índice de temas para la revista GoodMood estaba claro que había que dedicarles un artículo.

Así que me lie la manta a la cabeza y llene el congelador de ricos helados y polos. Y aunque sin duda la mejor parte ha sido comérselos,  tengo que reconocer que también disfrute muchísimo de poder fotografiarlos.  No suelo fotografiar comida, así que supuso todo un reto. Por no hablar de que  hay que ser rápida para evitar que acaben convirtiéndose en un charquito.

 

polos-sandia-fotografía-darkmood

 

Sabía que estas fotos no entrarían en el artículo final porque la verdad es que no tenían nada que ver con el resto de fotografías. Aún así me apetecía mucho experimentar de nuevo con el “Dark Mood” y jugar un rato con la cámara a ver que salía. Es un tipo de fotografía que, aunque no suelo practicar, me encanta. Además el color de los polos entre el hielo era el contrapunto perfecto para el fondo oscuro. Bendita bandeja del horno, lo que puede dar de sí.

 

polos-caseros-mojito-dark-mood

 

Lo de los polos y yo es una historia de amor.  Son súper refrescantes y como soy intolerante a la lactosa es mi comodín perfecto para los meses más calurosos. Tengo un montón de recetillas caseras para prepararlos.

Aunque tengo que reconocer que a veces se echaba de menos la textura cremosa del helado. Y digo echaba, porque hace no mucho descubrí como hacer helados únicamente a base de fruta, y con un sabor y un aspecto increíbles. Así que había que compartirlo.  Me estoy volviendo loca a experimentando con mil sabores.


Si todavía no has leído la revista te recomiendo que no te la pierdas. Así puedes cotillear las fotos que si entraron y tomar buena nota de la receta: altamente recomendable. Además vas a alucinar con el resto de artículos.

 

Más fotografías en clave oscura
Mira como hacer distintas superficies para fotografía

 

El juego de las sillas

 

En esta casa por fin tenemos una mesa de comedor como dios manda. Una señora mesa que nos montamos nosotros de forma baratita, pero que nos encanta. Pero claro, una mesa grande necesita también un buen número de sillas. Al ser posible unas sillas bien bonitas para que queden bien con la mesa, y por supuesto cómodas para pasar largas y agradables veladas con los amigos. La parte mala de todo eso, es que suele significar también una buena cantidad de dinero.  Al vivir en una casa de alquiler lo de gastar ingentes cantidades de dinero lo tenemos vetado. Hay que buscar la opción barata aunque sin renunciar al estilo.

Decorar con sillas diferentes

Así que ando como loca buscando sillas en tiendas de segunda mano, mercadillos y por supuesto también online, aunque está siendo mucho más complicado de lo que esperaba. La mayoría de las veces las sillas que me gustan las venden junto a la mesa, o son solo un par sueltas. Por eso cada vez le hago más ojitos a eso de que cada silla sea de su padre y de su madre.

Es una de las últimas tendencias deco, y creo que si sigues algún criterio, como formas parecidas o colores similares, puede quedar muy bien. Así que me he lanzado a buscar inspiración en la red.

Un diseno diferentes colores

Decorar con sillas diferentes

Decorar con sillas diferentes

Decorar con sillas diferentes

De momento solo hemos encontrado 3 iguales de madera con una forma que me encanta, aunque todavía necesito encontrar un par más. Ahora toca pensar si las dejo tal cual, o las pinto todas iguales.

 

un estilo diferentes disenos

Decorar con sillas diferentes

Decorar con sillas diferentes

 

También esta la opción de no liarse e ir mezclando lo que tenemos.

 

Batiburillo

Decorar con sillas diferentes

Decorar con sillas diferentes

 

La opción de mezclar sillas junto con un banco también es muy buena idea, y en mi caso que ya tengo 3 sillas puede ser mucho más sencillo.

 

Banco y sillas

Decorar con sillas diferentes

 

¿Qué os parece? ¿Os gusta la idea? Y ¿qué opción os gusta más? ¿Todas de un mismo color o mejor cada una de uno distinto?

Me encantaría saber que opináis porque ando súper indecisa ;)

Feliz Martes

 

Decorar con mesas de madera

Mira como hacerte una mesa de comedor

Un mundo en una caja de queso

 

Esta es una de esas cosas que ves y sabes que no puedes guardártela sólo para ti. Una de esas ideas sencillas y geniales a partes iguales.  Pequeños dioramas creados unicamente con papel y usando de base una cajita de madera redonda de las del queso Camembert.

 

Diorama-caja-queso

 

Me parece una idea genial para hacer con los peques estas vacaciones. Podemos animarles a plasmar algún sitio de los que han visitado en verano, la playa, la montana o vuestra ciudad.

 

Diorama-caja-queso

 

Diorama-caja-queso

 

Ademas los podemos usar para decorar sus habitaciones y dar una nota de color.

Diorama-caja-queso

 

Diorama-caja-queso

 

Y si no tienes a mano estas cajitas de madera siempre puedes tirar de las clásicas de cartón que vienen en los famosos quesitos. Solo hay que hacer unos pequeños cortes para poder introducir las piezas de papel.

Diorama-caja-queso

 

Diorama-caja-queso

 

Diorama-caja-queso

¿No os parecen geniales?

 

Todos ellos son obra de Kevan Deveau y en su web podéis ver hasta 16 modelos distintos.

 

 

5 juguetes con rollos de cartón
6 ideas con hueveras
Familias de piedra
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...