7 cosas que NO me gustan de Londres.

7 cosas que no me gustan de Londres e Fuente

 

El otro día os conté las 25 cosas que me gustan de vivir en Londres, pero para hacer honor a la verdad también hay algunas cosas que no me gustan de la ciudad.  En concreto 7.  No son muchas pero me parece justo contároslas también:

1. Los atascos, el tráfico… La verdad es que normalmente no los sufro mucho porque voy en bici, pero aun así esta ciudad no esa muy pensada para los coches: falta de grandes avenidas, sistema de semáforos…

2. Que las tiendas cierren pronto. En Londres no se llega a los extremos de otras zonas de UK, pero aún así llevo mal que todo cierre tan pronto. Por los supermercados no hay problema (cierran a las 11-12pm), pero las pequeñas tiendas lo hacen a las 5-6, y las grandes cadenas a las 7. Esto hace que en los días de diario, con el trabajo, se haga un poco complicado comprar nada. Aquí estoy tirando de compra online más que nunca.

3. El precio de los alquileres y las casas, y lo horrorosas que son la mayoría. Es una salvajada. Cuando llegamos vimos un montonazo de casa, en parte porque no conocíamos el mercado, pero algunas de ellas eran sitios totalmente insalubres, y los precios no eran precisamente una ganga. Al final estamos muy contentos con la nuestra, pero todavía me pellizco por la suerte que hemos tenido, porque sin duda el gran problema de esta ciudad es el alojamiento. No hay día que no haya una noticia sobre ello en los periódicos

4. El otro día os contaba que me encantan los mercados y farmer markets, pero aún así hecho de menos los mercados tradicionales españoles, por la grandísima variedad de productos donde una gran mayoría vienen de nuestro país, sin grandes distancias de por medio. Y lo que más, sin duda, las pescaderías, donde puedes encontrar de todo.  En Londres no esta tan mal, cuando viví una temporada en Escocia era mucho peor,  pero en general los ingleses no son grandes consumidores y al final eso se nota. Cuesta encontrar variedad y buen pescado fresco.  Y también hecho de menos a la Garbancita Ecológica, la cooperativa donde solíamos comprar casi toda la comida en Madrid.

5. El aperitivo. Aunque me chiflan los pubs de aquí, también se echan de menos las tradicionales tabernas madrileñas donde tomarte una caña o un vermú acompañado de unas aceitunas. La cultura del aperitivo es lo más.

6. Las enormes distancias. Madrid no es una ciudad pequeña, pero Londres es gigantesca. Esto hace que normalmente tengas que pensar un poco los planes. No se hace tan fácil el quedar a tomarnos un café en media hora.

7. Y por última, la Cal. Seguro que para muchos os parecerá una tontería, pero para alguien que solo se ha tenido que preocupar de ella cuando iba de vacaciones es un latazo. He aprendido trucos para lidiar con ella, pero desde luego no deja de ser un rollo.

 

A pesar de la lista de cosas malas mi balance sigue siendo positivo. Aunque esta claro que se echan cosas de menos (y gente de menos)  de momento estoy disfrutando la ciudad muchísimo.  Pero después del post de la semana pasada me parecía justo  enseñaros también la cara B.

¿Qué os han parecido? ¿Os las esperabais? ¿Hay algo que no os gusta a vosotros también?

25 cosas que me gustan de vivir en Londres

25 cosas que me gustan de vivir en londres

Parece mentira lo rápido que pasa el tiempo. No me puedo creer que haga ya casi un año que nos mudamos a Londres.  Un año desde que empaquetamos nuestra vida en Madrid y empezamos a vivir en esta maravillosa ciudad. Y aunque por supuesto se echan de menos algunas cosas de Madrid, tengo que decir que esta ciudad me tiene enamorada.  Y en casi un año me ha dado tiempo a crear un lista mental de todas las cosas que me gustan de esta ciudad…  ¿Te vienes de paseo?

 

1. La enorme diversidad de barrios y ambientes. Cada barrio en Londres es como una ciudad en pequeño, y cada uno distinto. Shoreditch, Brixton, Soho, Bank, Camden, Notting Hill, Kensington, Mayfair…

 

2. Que los museos sean gratis.  Esta ciudad tiene una variedad de museos impresionantes, y varios entre los mejores del mundo, así que es  un autentico lujazo.  Además tiene la ventaja que no te da cargo de conciencia entrar tan solo una horita o dos a mirar una única planta de la Tate con la calma, disfrutándola.  Otro día vuelves a ver el resto…

 

3. Ir en bici a todos lados.  Hay mejores ciudades para ir en bici, no lo voy a negar, pero en Madrid no la usaba, y desde que estoy aquí la uso a diario para ir a trabajar, y muchos findes para pasear por la ciudad. Todo se ve mejor sobre dos ruedas ;)

bici

4. Mil y un restaurantes distintos de todo el mundo.  La oferta es increíble.  Puedes saltar de una parte del mundo a otra  en un plato. Y además es fácil encontrar restaurantes buenos a muy buen precio.

5. Las pequeñas iglesias de piedra o ladrillo que puedes encontrar en cualquier rincón. Muchas de ellas con un pequeño cementerio en el jardín.

Cementerios

6. El aspecto de los edificios de ladrillos…. Esa patina  tan característica que la humedad y el tiempo les da.

7. La cantidad de parques que hay y lo cuidadísimos que están.  Además me encantan que están pensados para aprovecharlos al máximo.  Hay zonas para hacer deporte, para pasear, para sentarte en un banco a ver los patos en el lago, e incluso zonas de bosque totalmente asilvestradas.  Y además la gente los disfruta muchísimo, así que te anima a salir y tirarte al césped.

parques

8.  Con tanto parque y zona verde Londres esta lleno de animales. Los zorros campan a sus anchas y no es nada difícil encontrarse con uno. Me sigue alucinando que una de las ciudades más grandes de Europa  la vida salvaje se encuentre tan integrada.  A veces te da la sensación que vives en una casa de campo…

9. Las tiendas de segunda mano, mercadillos de antigüedades y Car Boot Sales. Esta ciudad esta llena de sitios así en donde perderse y encontrar auténticos tesoros

Car boot sales

10.  Me encanta que se aprovechen los bajos de las estaciones, los túneles… En vez de ser espacios vacíos y decrépitos están llenos de mercados, bares, galerías de arte,  estudios, locales de ensayo…

11. Los autobuses rojos, las cabinas, los buzones, las señales del metro… Esta ciudad ha hecho de su mobiliario urbano todo un símbolo, y además yo adoro el ROJO.

Cabina l

12. Lo cosmopolita que es. Hay personas de todas las partes del mundo. En un día puedes oír hablar un montón de idiomas diferentes.

13. Las Berries!!!  Estoy deseando que llegue el principio de verano para volver a disfrutar de las fresas, moras, frambuesas, grosellas, arándanos… Las de aquí tienen un sabor increíble y hay una variedad impresiónate.  Me alimentaria solo a base de ellas.

Berries

14. En esta ciudad es imposible aburrirse. Cada día hay mil y un planes distintos: museos, galerías, teatros, eventos, ferias, mercadillos…  Por algo dicen lo de “Tired of London, Tired of life” (Cansado de Londres, cansado de la vida)

Ocio

 

15. El Big Ben.  Ese edificio me tiene enganchada. No puedo evitar hacerle fotos cada vez que paso, a cualquier hora y bajo cualquier clima.

Big beng l

16. Que Paris este tan solo a dos horas de tren.

17. Las chimeneas. Los tejados de esta ciudad están plagados de ellas.  Parece que en cualquier momento va a aparecer Mary Poppins sobrevolándolos.   Además tengo la suerte que mi casa (al igual que muchas) todavía tiene una.

Chimeneas

18. Mi nueva casa. Me gustaba mucho la de Madrid, pero esta es genial. Me encantan los enormes ventanales, los antiguos suelos de madera que había debajo de las moquetas, la chimenea… Y estoy disfrutando como una enana de ir decorándola poco a poco.

19. Los Farmer Markets y los mercados que hay una vez a la semana en cada barrio llenos de productos de temporada traídos directamente de las granjas de alrededor de Londres.  Me encanta acercarme a comprar la comida a ellos, y tenemos la suerte de tener todos los sábado uno en nuestra misma manzana.

Mercados

20. Cuando llega la primavera y la ciudad se llena de flores. Primero los gladiolos y tulipanes en cada rotonda y parque, luego los preciosos magnolios en flor en las calles.

jardines flores

21. Cuando los días de sol, en verano y primavera,  la ciudad se llene de coches antiguos.

22. Hay puestos y tiendas de flores en cada esquina.  Siempre me ha gustado comprar de vez en cuando flores frescas para alegrar la casa, pero aquí es imposible resistirse. Hay por todos lados,  son baratísimas, y duran muchísimo.

Flores

23. Los Pubs,  toda una institución en Inglaterra.

24. El rio y los canales. Pasear por la orilla en los días de sol.

rio

25. El arte callejero. Los grafittis, murales y detalles que pueblan cada esquina y que te obligan a ir atento para no perdertelos.

grafitti

atardecer

La verdad es que es una ciudad increíble, con un montón de cosas buenas. Y creo que si sigo pensando un poco me salen unas cuantas más. Por supuesto también hay alguna cosa que e gusta menos o echo de menos, pero eso mejor os lo cuento la semana que viene.

 

Y vosotros, ¿Conocéis Londres? ¿Qué cosas os gustan? ¿Compartís alguna de las mías?

 

Las fotos las he sacado de mi  Instagram, donde voy 
compartiendo fotos de mi día a día.

5 DIY para el fin de semana

El otro día en uno de esos ratos muertos en pinterest, en los que vas saltando de post interesante a post interesante me tope con varios DIY que me dejaron con la boca abierta. Buenas ideas de esas que en un rato te permiten tener algo bonito y útil con el plus de que lo has hecho tu. Por eso me ha parecido muy buena idea compartirlos por aquí. Con el fin de semana al lado, y con estos días tan fríos, pueden ser un muy buen plan.

1.  Este Calendario de escritorio es genial, es fácil de hacer, útil y además perpetuo, así que no hay que hacerse otro el año que viene.

Es un tutorial de Annabode para Home Made by Carmona

DIY calendario escritorio

2. Y seguimos con otro DIY para el escritorio o como convertir una fea papelera de metal con un poco de papel. Vamos,  que  con esta idea de Chez Larsson ya no hay excusa para no tener una papelera pinterest.

DIY transforma una papelera con papel

3. Esta guirnalda con las  fases de la luna me ha encantado y se hace en un momentito.  El tutorial es de Mollie Makes  y también os podéis descargar la frase que aparece detrás.

DIY guirnalda fases luna

4. Este reloj de mesa con cemento también es una pasada, y cada vez que veo algo con este material me entra aún más ganas de lanzarme a probarlo. Todo se andará…  El pin original esta en japones, pero el paso a paso es tan clarito que no os va a quedar ninguna duda.

DIY Reloj cemento

 

5. Y por último un vídeo-tutorial para crear un escáner de negativos a partir de una caja de zapatos y un poco de papel. Yo se de una a la que le va a venir de miedo para el resto de #1mes1film. Vamos que ya ando a la búsqueda y captura de una caja…

 

 

Feliz y creativo fin de semana. Disfrutarlo y nos vemos el lunes.

Salirse del camino

Todos tenemos nuestras rutinas, sobre todo los días de diario. Cada mañana sigo los mismos pasos: despertarme, ducha, arreglarme, desayuno y coger la bici para ir a trabajar.  Todos los días hago el mismo camino, y todos los días paso por delante de una iglesia con su pequeño cementerio en el jardín.  Uno de esos cementerios de piedra que parece abandonado y sacado de algún cuento.  Desde la bici lo miro de pasada y siempre pienso que bonito seria perderse un rato en él con la cámara.  Hacer algunas fotos en ese lugar que parece suspendido en el tiempo.

El otro día amaneció una de esas mañanas frías pero luminosas. De esas en las que la escarcha cubre cada rincón pero el sol no se amedrenta y los rayos atraviesan el aire helado. Y no se que chip salto en mi cabeza cuando mire por la ventana, pero decidí agarrar la cámara, y a pesar del frio parar un momento de camino al trabajo en la iglesia para hacer fotos.

Cementerio helado 1 l

Cementerio helado 3 l

Fue algo mágico.  El cementerio estaba totalmente vacío,  solo se oían los pájaros y las ardillas que huían ante mi presencia. Era como adentrarse en un lugar prohibido con la hierba helada crujiendo bajo mis pies.  La escarcha brillaba bajo esos primeros rayos de la mañana, dando a todo un aspecto irreal.  Sin duda fue uno de esos momentos que se quedan guardados en la memoria.

Cementerio helado 2 l

Cementerio helado 4 l

Después de un rato tirando fotos y paseando, y cuando ya casi no sentía los pies del frio, cogí la bici y volví a la rutina de todos los días. Eso si, ya no se me borro la sonrisa de la cara.  Y es que parece mentira que algo tan pequeño pueda transformar totalmente tu día.

 

cementerio helado 5 l

Cementerio helado 7 l

Disfrute muchísimo de empezar el día haciendo algo creativo. Fue un autentico chute de inspiración. Hace que te enfrentes a los pequeños problemillas diarios con otra cara.
Así que te animo a que pegues un salto y te sacudas un poco la monotonía. No hace falta que te escapes con la cámara,  quizás no te guste, o te sea imposible… Pero hay otras muchas cosas que pueden hacer especial nuestro día a día:

 

  • Bajarse un par de paradas antes del autobús y hacer el resto del camino a casa andando, mirando los detalles que normalmente pasan desapercibidos.
  • Cruzar ese parque tan bonito aunque te lleve 10 minutos más.
  • Pasar por esa pastelería que queda a un par de manzanas y comprar cruasanes para la mañana siguiente.
  • Comprar flores porque si.
  • Decidir en el último momento que hoy toca cena especial y abrir una botella de vino.

 

Son solo pequeños gestos, pero creo que realmente marcan la diferencia.  Hacen que cada día cuente, que se diferencien los unos de los otros.  Consiguen sacarnos una sonrisa y hacernos un poquito más felices.

Cementerio helado 6 l

cementerio helado 8 l

(…)

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del habi­to,
repitiendo todos los días los mismos senderos,
quien no cambia de rutina,
no se arriesga a vestir un nuevo color
o no conversa con desconocidos.

(…)

¡Vive hoy! – ¡Haz hoy!
¡Ariesga hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡No te olvides de ser feliz!

Pablo Neruda

 
 

El poema completo lo compartió hace un tiempo Double Cloth
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...